Presentación

La comunicación, concebida como una herramienta fundamental de construcción de la identidad cultural y como una de las bases de desarrollo de los pueblos, supone un importante elemento de construcción democrática y plural de las sociedades. En un país como Guatemala, que goza de una riqueza y diversidad cultural inmensa, este legado cultural constituye un verdadero patrimonio nacional.

Sin  embargo,  la   transmisión de  gran  parte  de esta  riqueza cultural  guatemalteca se  ha  topado  en  muchas  ocasiones  con el  difícil  obstáculo  de  la  marginación, dado el mayor acceso y control a los medios de comunicación de la cultura occidental y/o occidentalizada. En ésta, la transmisión y las herramientas focalizadas en las nuevas tecnologías de la información y comunicación, han invadido el espacio de las culturas indígenas, creando productos audiovisuales que vierten una imagen estereotipada y folclorista de estas culturas.

El conjunto de la sociedad internacional, prácticamente conoce la realidad de las comunidades étnicas tan solo por la interpretación que de ellas vierten los medios de comunicación de masas, y el mundo académico, tanto a nivel internacional como a nivel guatemalteco. El tan habitual documental sobre uno u otro grupo indígena, suele estar siempre escrito y dirigido por miembros de otras culturas, generalmente de origen occidental.

Esto convierte a los pueblos indígenas en sujetos pasivos a la hora de transmitir su propia realidad. En la mayoría de los casos, están desprovistos de las herramientas y cauces para poder comunicar su propia visión de lo que ocurre en el seno de sus propias culturas. En este contexto, una cultura que no se comunica, es una cultura destinada a desaparecer.

De ahí, la necesidad de adaptación de esta indiscutible riqueza cultural a un mundo globalizado, en el cual la comunicación se ha convertido, a través de las nuevas tecnologías, en un producto de la cultura de masas. El medio audiovisual en concreto se utiliza en un sin fin de expresiones artísticas en el mundo; ya sea a través del cine, la televisión, el Internet y un largo etc.

Por ello, se hace necesario el desarrollo de iniciativas que propicien la capacidad de estos pueblos para comunicar su realidad cotidiana, así como la transmisión de sus valores culturales y expresiones artísticas, con las herramientas adecuadas al mundo en el que vivimos; en este caso, el medio audiovisual.

El objetivo es dotar a un grupo de miembros de tres comunidades étnicas diversas en Guatemala, una de origen Maya, otra Garífuna y otra Xinca, con los conocimientos, capacidades y tecnología necesaria para que puedan expresar la visión de su realidad a través del lenguaje audiovisual. Así, se fortalecerá y capacitará a las comunidades participantes, se favorecerá la visibilidad e inserción dentro de la dinámica actual de la sociedad internacional de estos grupos indígenas y se generará un diálogo intercultural donde cada cultura pueda expresar sus inquietudes y sensibilidades. éste dialogo se materializará con la creación del Aula Intercultural de Creación Audiovisual (Aula INCREA).

Esta iniciativa se materializará en un proceso de aprendizaje y fortalecimiento de la sociedad civil que no atienda a fronteras de ninguna naturaleza. Es este caso, ya no hablamos solo de fronteras geográficas, políticas y culturales, sino también de fronteras tecnológicas.